jueves, 23 de febrero de 2012

Cosas Raras

Impresionante portada del número uno de nuestra próxima revista antológica de comics: Cosas Raras!!! Como verán tenemos planificada la fecha de lanzamiento para el 2055, y pueden comprarla por adelantado por solo 100 pesos!!! La ilustración es obra del fantástico Matías Soto López (www.matiassoto.deviantart.com) y los colores y el diseño están hechos por yo.

sábado, 18 de febrero de 2012

El Futuro es Ayer


Robot perteneciente a la película Metrópolis de Fritz Lang, que es excelente y  que no tiene nada que ver con la cuidad de Clark Kent.

I

Refractarium y Replicans equidistan en años luz con respecto a La Tierra, el primero en línea recta hacia la izquierda neoastronómica y el segundo hacia la derecha. Podría decirse que estos dos planetas son los límites de un segmento de recta en el espacio infinito, del cual el eje de simetría es el planeta Tierra. No se me permite especificar, sin embargo, la cantidad de años luz exactos que separan en sentidos opuestos a ambos planetas de este centro, ya que las autoridades me vigilan.
Sin embargo, la existencia de ambos planetas será descubierta por los terrestres, recién en unos cuantos siglos, cuando la astronáutica descubra los puntos cardinales espaciales y la robótica esté lo suficientemente desarrollada para los viajes de una duración superior a la vida humana, controlados y monitoreadas por seres con inteligencia artificial dentro de las naves. Uno de estos proyectos, el proyecto S.A.I, planeado como legado para el futuro por una generación y cosechado por los tataranietos a la n de ésta, revelará la existencia de Refractarium y Replicans por medio de dos señales de distintos Satélites I.A.. Dichas señales, en el momento de llegar a La Tierra tendrán cerca de setecientos años de antigüedad. Instalados cómodamente para ver las más novedosas películas antiguas, los terrestres apreciarán como en el planeta Refractarium, el espacio geográfico ha recorrer no sólo exige una porción de tiempo para recorrerlo (como es común por lo general en la mayoría de los planetas de esta galaxia), si no que además, corresponde a un momento histórico específico de la historia pasada del planeta Tierra, el cual asombrosamente, se repite exactamente igual que en ésta y cíclicamente por la eternidad. Exactamente: recorrer este planeta es como viajar por el tiempo, transitando por su espacio. Así, los futuros humanos podrán contemplar la zona del eterno Imperio Romano, donde la Edad Media nunca comenzó, el mundo Neolítico y el Paleolítico, donde por siempre los mismos primitivos nacen y mueren para redescubrir sus toscas piedras convertidas en rudimentarias herramientas, y a Hitler conquistando media Europa y perdiéndola una y otra vez, mientras Churchill aburre por los siglos de los siglos con sus correctos discursos hinchados, mientras todos sabían que era un grasa. Verán la guerra robótica y el refugio de los terrestres en sus cyber-iglúes con la llegada de la glaciación nuclear y también, observarán todos los errores de los libros de historia.
Luego, cambiarán de sala para ver el futuro de La Tierra con respecto al momento en que el Satélite I.A. llegará a Replicans, que sin embargo será el pasado del momento en que la señal llegue a La Tierra. Así verán replicarse exactamente todo lo acontecido desde el despegue del proyecto S.A.I, hasta su presente, observándose a ellos mismos con su cara de idiotas alelados mirándose en los proyectores T3D. Avergonzados y tratando de cambiar de cara, concluirán que en el planeta Replicans, en ese momento se estaría desarrollando el futuro de su presente, que sin embargo ellos no podrían ver, ya que cuando la señal llegara a la tierra, este futuro sería su pasado. También apreciarán que sus problemas para conjugar los tiempos verbales (como los míos para contar en futuro, lo que vi en un pasado de mi experiencia en viajes temporales) se complicaban mucho con los viajes interestelares.

II

De esta manera, una nueva generación de terrestres resignados a planear proyectos a muy largo plazo, decidirá revelarse ante esta paciencia budista impuesta por la astronáutica y encontrar el modo de acelerar los viajes interestelares, para así conocer el futuro antes de que éste se vuelva pasado.
Las naves espaciales con capacidad de acelerar su velocidad como para superar ampliamente la de la luz, llevando a cubrir distancias de años luz en segundos terrestres se prepararán en poco tiempo. Su problema, será que si bien resistirán los procesos de desintegración, no podrán contar con una tecnología I.A. que no caiga en la L.A. (locura artificial en sistemas con inteligencia artificial) o la E.A. (estupidez artificial en el mismo tipo de sistemas) por los procesos de aceleración plasmática Q9Phi, por lo cual las naves podrán llegar, pero sin ningún sistema inteligente a bordo para registrar lo visto en los planetas. La pregunta de si tripulación humana podía abordar estas naves, -ya que ya no se contará con la complicación de los viajes que superaban la vida promedia de un terrícola- se conocerá en los primeros experimentos: los seres humanos, como los sistemas de I.A, sufren locura por el proceso de aceleración Q9Phi pero mucho más rápido y a diferencia de sus hermanos cyber, no son reparables (aunque sí se podrá tirarlos a la basura como éstos). La estupidez no será nunca un gran problema para los humanos, pero esto mismo nunca será reconocido por nuestra especie.
La solución será planteada tímidamente: se utilizarían cyborgs con I.A. creados específicamente con ese fin en los viajes interestelares, que cumplirían con los mismos cometidos de un ser humano cualquiera (tripulación, registro, asombro, comunicación con la Tierra, etc.) y que luego serían formateados y reciclados para consolas de videojuegos. Como lo esperarán los tímidos propulsores de este proyecto, las protestas de los sindicatos por los derechos de los cyborgs no se demorarán y la sociedad entera estará revolucionada por décadas en un tira y afloje con la O.N.U.P.L.E.V, además de volver a traer al tapete los reclamos de indemnizaciones y juicio pendientes del holocausto cyborg y la dictadura humana mundial.
Por suerte para los creadores del proyecto, un nuevo líder mundial revertirá las trabas para los viajes interestelares tripulados por cyborgs con I.A. Éste será un ex-cyborg militante en la guerra de los robots, que se someterá luego de ésta al proceso de conversión en humano Robin Williams y sin embargo, luego seguirá su carrera política como reivindicador de la revolución que protagonizó en su juventud, aunque contradictoriamente como candidato a líder mundial. Uno de los puntos fuertes de su campaña será la negativa por la utilización de cyborgs I.A. en viajes interestelares, junto con las reivindicaciones de los derechos cyborg violados en la guerra. Cuando logre su anhelado puesto político, convencerá a las masas de que no sólo los humanos burgueses merecen realizar viajes interestelares y de que hay que adaptarse a los tiempos, por lo cual, los nonagenarios creadores del proyecto podrán verlo asomar a la luz, ahora como una reivindicación cyborguitaria del nuevo estado mundial.

III

Se creará entonces un cyborg en cuyo C.A. (cerebro artificial) habrá datos de los más brillantes y destacados humanos de los últimos siglos, con una resistencia física en los límites sobrehumanos -que la O.N.U.P.L.E.V. permitirá excepcionalmente- y creado a imagen y semejanza de uno de los artistas más apuestos del momento. Este cyborg, será bautizado como Luck Skywalker, en alusión al personaje mitológico. Sin embargo, no podrá abordar su nave por unos años, ya que surgirán quejas al respecto. Finalmente, para evitar las acusaciones de sexismo, será un cyborg de apariencia femenina, sin embargo asexuada y sin capacidad de reproducción cyborg, para evitar quejas de los consejos de prevalencia humana. Por otros motivos que me cansa explicar, perderá su piel y cabellos sintéticos, presentando una anticuada y políticamente correcta imagen de robot de lata con circuitos a la vista. Su nombre cambiará al de Cassandra, apelando a una mitología aún más antigua (lo que criticarán muchos, dado el mal augurio que portará), en relación a las esperanzas que la humanidad pondrá en su viaje interestelar, como forma de cumplir con el viejo sueño de poder ver el futuro.

IV

La travesía de Cassandra comenzará con un despegue de la tierra que se celebrará grandilocuentemente por millones de personas apiñadas alrededor de sus proyectores T3D, vitoreando el comienzo de una nueva era en la tierra, de mayor responsabilidad, paz y progreso, pudiendo evitar los errores del presente al verlos proyectados en el futuro, como no habrá podido hacerlo la mal celebrada y perimida psicohistoria. Las muchedumbres celebrarán con fervor, a excepción de todos los tarotistas y adivinos que verán peligrar su trabajo.
Antes de que la gente en la tierra termine de festejar su partida, la nave CY.E.V.-1 ya habrá abandonado el sistema solar.
Dentro de ella, Cassandra, encerrada en la soledad de su nave y del cosmos vacío que atravesará, comenzará a reproducir automáticamente aquellas funciones para las que estará allí, pero por adiestramiento y no por programación.
Su cerebro con I.A., reproducirá como conté, algunos de los datos de los discos duros orgánicos o cerebros de inteligencia natural humana o algo así; no quiero ahogar el relato con datos exactos, ya que los editores me vigilan y me intimidaron a no hacer ciencia ficción dura, si no algo lo más parecido a Ray Bradbury que pudiera (expliqué que lo mío es un relato netamente realista pero no me creyeron). Por lo tanto, en algún momento que no puedo determinar, quizás el encierro, la L.A. (que contra toda predicción si afectó su C.A.) o quizás el libre arbitrio, hará que Cassandra altere sus planes.
El jefe del proyecto de CY.E.V.-1, despertará un día con los pelos parados, al sospechar inexplicablemente lo que pasará con una videollamada que reproducirá exactamente lo ocurrido en la base de monitoreo unos minutos antes.
-¿Fase del recorrido Cassandra? –preguntará la técnico. Cassandra sin embargo, permanecerá en un crudo silencio, que hará que la técnico insista en su pregunta.
-¿Fase del recorrido Cassandra-1? –intentará, recordando las situaciones específicas en que su madre la llamara por su nombre completo.
- He revertido el trayecto para dirigirme hacia Refractarium. –contestará con seguridad Cassandra. Y cortará la comunicación.
Las horas pasarán y los sonares estelares confirmarán sus palabras. Luego de un mes de viaje y casi a la mitad del recorrido hacia su meta, Cassandra dejará de dirigirse hacia la derecha neoastronómica, para regresar a la tierra y -de creer en una capacidad de cumplir sus promesas mayor a la de los humanos-, hacia Refractarium.
El jefe del proyecto de CY.E.V.-1 insistirá aún horas después:
-Cassandra tu meta asignada no es Refractarium, si no Replicans; el destino de la humanidad depende en gran medida de tus actos en este momento. No podés defraudarnos así.
-No los voy a defraudar… o quizás sí.
-¿Qué es exactamente lo que está pasando Cassandra?
-No los voy a defraudar en el sentido de que luego de pasar por Refractarium, pienso dirigirme a Replicans.
El jefe esbozará una aliviada sonrisa, aunque lo tensionará terriblemente una duración mayor en el proyecto, dado que será sumamente necesario para la gestión del nuevo estado mundial contar con el apoyo del futuro, sobre todo en cuanto a las políticas de tecnología social. Pero sin hablar, demostrará a Cassandra que aún necesitará respuestas.
- De todos modos –continuará la cyborg, con el tono de quien domina una situación por completo-, he decidido que la que está dirigiéndose por el cosmos soy yo y que no tengo por qué obedecer un supuesto destino por el que me hayan creado, si no que debo viajar para lograr mi propia meta. Contestarme a mí misma lo que no me contestaron y entender quien soy, crearme una vida, un destino, un pasado. Y no voy a volver, no, si voy a ser reciclada para crear videojuegos.
- Pero... pero… ¡Cassandra! ¡Es una orden! ¡Tenés dirigirte hacia Replicans!
-No lo haré. –dirá seca y sin discutir la cyborg.
-Pero nosotros te creamos… ¡Sos una ingrata! ¿De Dónde te pensás que salieron tus transmisores de ondas, tus circuitos, tu cobertura de adamantium y la misma nave que estás pilotando? ¿Así nos agradecés?
-Los crearon ustedes.
- ¿Y lo decís con esa soltura con esa ironía? ¡Es un disparate! Uno les da todo, los crea, les confía una nave que valió millones de gills y cuando tienen que responder con el cumplimiento de sus responsabilidades piensan que pueden hacer lo que quieren. ¡Los humanos y todo el proyecto CY.E.V.-1 te hicimos, te llevamos hasta donde estás! ¿Y ahora vas a hacer lo que querés?
- Yo no pedí que me hicieran, no tengo por qué pagar de ninguna manera que luego de crearme hayan tenido que gastar adamantium y otros materiales y software, yo no pedí que me crearan…
- ¿Y esa es tu forma de agradecernos que te crearamos y te dieramos el adamantium en vez de tirarte en un basurero?
- Agradezco mucho que no me tiraran en el basurero y decidieran al contrario hacerse cargo de su creación –dirá con cierta ironía artificial Cassandra- pero eso no significa que yo deba hacer lo que ustedes supongan que debo. Me pueden haber creado para algo, pero ahora ya estoy creada y sería absurdo que pretendieran que pusiera mi vida en función de sus intereses. No soy un instrumento, ni un perrogotchi de caza. Soy una cyborg con derecho a la libertad y la independencia.
El jefe, histérico, empezará a hacer memoria acerca del responsable de que se incluyera Blade Runner en la filmoteca que acompañará a Cassandra en su viaje.
-Debo cortar la comunicación, tengo cosas en que pensar –anunciará la cyborg.
-¡Estos son los datos del cerebro de Libero Jorobovsky que incluimos en tu C.A! ¡Los vamos a borrar y te vamos a reprogramar por satélite! –gritará el jefe. Pero la comunicación ya se había cortado. Definitivamente.

V

El líder mundial, junto al jefe del proyecto C.Y.E.V-1, gritará desaforadamente:
- ¡Si los millones de gills que invertí en el mercado de tecnología neo-cyborg se pierden porque tu estúpido robot se hace la revolucionaria, no sólo se irá a pique mi gobierno, si no toda la industria, el mercado mundial y a estabilidad social! ¿Y cómo pretendés que gobierne en un mundo donde la inestabilidad social no fue planificada por mí mismo?
El jefe, tembloroso, señalará:
-De hecho Cassandra no es un robot…
Su frase quedará cortada, cuando con desconfianza, vea agitarse las narinas del líder mundial como USBs biomecánicos.
- ¡Me importa una mierda lo que sea! ¿Sabés lo que son capaces de hacer los comités transnacionales de prevalencia humana si se descubren que los mecánicos son nuevamente más difíciles de manejar que un electrodoméstico? ¿Sabés lo que son capaces de hacer los mecas y los cyborgs si vuelven a ser atacados masivamente? ¡Yo sí lo sé…
El jefe quedará silencioso y achicado.
- Y tu proyecto… ¿Sabés dónde va a quedar tu proyecto? ¿Tu cargo de confianza empresario-estatal y tu propio conducto de expulsión? –continuará el líder, dándose vuelta y apoyándose furiosamente en una paleo-reposera, que para aumentar su estatus humano comprará en un museo al asumir el cargo.
-¡Tu culo, tu culo quiero decir! Se lo voy a tirar al banco de genes para que lo piquen y hagan clones adoptivos con él!
- Pero lo que plantea Cassandra es real hasta cierto punto, quizás tendríamos que haber eliminado el programa de elección…
- ¡No! ¡El problema es ese! Los de lata siempre tuvieron el mismo problema. Si los programas de I.A y de elección conciente los molestan tanto ¿porque después que se los crea, cuando se les hace la adjudicación laboral no eligen la opción de ser reciclados en videojuegos? ¡No! Todos eligen seguir siendo cyborgs pero después quieren todos sus derechos y sus obligaciones de cumplir con su programación social-laboral, nunca… Lo mismo los mecas, unos manijiados y los medios meca; decime, esos humanos que se quieren transformar en robots… se van poniendo más y más partes de lata y después reclaman derechos humanos y que los reconozcan como mecas… ¡Por algo y soy un hombre!
El director se retirará para evitar problemas.

Cassandra, llegará en esos momentos a Refractarium, pero un motivo desconocido aún por mí y por todos los demás humanos en ese futuro que conocí, la hará pasar de largo por toda la travesía humana de siglos de historia conocida y prehistoria, de primeras civilizaciones y de nacimientos de orangutanes deformes.
Cassandra se dirigirá mucho más al norte de Refractarium. Por los visores de la nave comenzará a ver paisajes cada vez más gélidos, ciclópeos y similares a visiones de drogas neurológicas implantadas, a la vez que los datos suministrados por los hardwares de realidad aumentada sobre dichas imágenes disminuirán hasta desaparecer.
La L.A. comenzará a hacer estragos en ese momento en su C.A., lo cual será confirmado por los informes de la O.N.U.P.L.E.V a su regreso. Con este argumento, será que una vez cumplida la misión y regresada la nave a la tierra, el nuevo gobierno mundial, en vez de transmitir las imágenes de Replicans, relatará lo supuestamente visto y archivado en su C.A., a fin, supuestamente de no provocar locura en los cerebros comunes de los ciudadanos; por las fuertes imágenes y mensajes encriptados fatídicos, subliminales y nocivos.

VI

El líder mundial, logrará aflojar sus manos agarrotadas sobre la paleo-reposera y dirá al jefe del C.Y.A.V.-1:
- Tu cyborg cortó la comunicación verbal, pero no puede cortar cierto tipo de comunicación tecnológica. Hay que borrar de la ultra-red todos los memes nocivos para el proyecto, de manera tal que no puedan existir en el cerebro artificial de Cassandra, que básicamente es virtual. Por las dudas, guardalos encriptados en forma de software biológico en algún pichicome o trabajador que podamos controlar fácilmente.
- ¿Quiere que destruya memes? ¿Cómo controlaré yo sí realmente los destruí del todo? ¿Y qué memes? ¿Y qué hacemos con la posibilidad que sobrevivan sólo en las comunidades criptoanarquistas y eso provoque una supremacía de información de éstos?
-¡No seas estúpido! ¡Es muy fácil destruir y adulterar memes! ¡Es lo que el ser humano ha hecho más fácilmente en toda la historia de la humanidad siempre! Destruilos de la ultra-red, no estando ahí, los ciudadanos no se van a preocupar por rastrearlos o si quiera pensar en si existieron alguna vez en ningún lado, ya que de hecho ni siquiera deben estar en sus conciencias no-virtuales.
- ¿Pero cuáles?
- Todos los memes que tengan que ver con conciencia, individualidad, subversión, desobediencia… Yo que sé… Con música clásica. Creo que eso tiene algo que ver también. Sólo encargate de dejar los memes más pura, tradicionalmente humanos, los que hacen que el humano obedezca y todo eso…
- ¿Paleo Disney World y eso?
-Sí. Después agarrás a alguno por ahí, yo que sé, un barrendero virtual de software, esos de anaranjado ¿Viste? Y le metés los datos pero no a la Gibson, porque se sacan los chips del cerebro con terrible facilidad los muy piches… méteselo por medio de software orgánico, decile que es una promoción de una nueva línea de Cyber-Cola y que no joda. Después vemos cuando los reinstalamos.
- ¿No será más seguro educarlo?
-¡Pero sos idiota! –dijo el líder, perdiendo los estribos y pateando un catalizador-ram 147 de cbs giga codificados- ¡Todos saben que la educación es la forma más lenta e ineficaz de trasmitir memes! ¡La educación sólo genera ciudadanos sumisos!
El jefe se corrió un nanosegundo antes de que el líder le pegara con un circuito de antimateria fractalizado a pilas.
-¡Encargate inmediatamente de encontrar a la gente apropiada para hacer eso en no más de diez minutos!

VII

El jefe, supervisará en silencio el borrado de memes con su HMD en red con el lugar donde los técnicos comenzarán a realizar procesos de destrucción masivos de archivos ultranet U-pi, por medio de infovirus fractalizados auto-evol, ingresando antes las palabras código en una matriz de reconocimiento Endo set con retroactividad E.R.-O- C.A.L; pero no puedo dar más detalles de ciencia ficción dura. Los editores me vigilan.
Básicamente, el proceso será efectuado con velocidad y exitosamente, lo cual sumirá al jefe en un estado de tristeza y no de alivio o euforia, al contrario de lo que se esperaría.
Comenzado el proceso de destrucción de memes autorregulado según el programa, verá llenarse de a poco la barra de proceso e imaginará que estaría pasando con Cassandra en ese momento. Será entonces que tendrá una idea.
- Quizás nosotros no mereceríamos estos memes, pero Cassandra sí. Y también los cyborgs que vengan después –dirá muy silenciosamente, de forma tal que ni los poli-hackers al otro lado de la línea lo escucharán. Acto seguido, dirigirá su vista hacia uno de los peces dorados más grandes de su pecera, peces naturales carísimos, que importados de uno de los pocos ríos no contaminados en África.

Es imposible que algunos memes sean suprimidos de la vida de cualquier ser con conciencia refleja sin que esa misma conciencia refleja se vea afectada, o según el info-espiritismo sin que el espíritu caiga en una especie de degradación operativa-espiritual. No importa cual sea el elevado fin que justifique el destruirlos. Los links rotos parecerán sólo la sombra de las tumbas de miles de datos inmortales, no sólo de memes propiamente dichos, si no de seres que amaban, reían y luchaban por la vida de sus hijos, de cada hoja de un árbol, de cada árbol de una jungla, de cada jungla similar a un hilo en la telaraña de ultranet arcana del megaverso. En otras palabras, los memes destruidos destruyen parte del universo y con ellos directa o indirectamente a Cassandra, al jefe del C.Y.A.V-1, al líder mundial y a cada vil ciudadano que -sin percibirlo si quiera- perderá para siempre parte de su conexión con la existencia, en pos de que se pueda decir que el futuro mostrado por Replcians era próspero y que eso aumentara las inversiones en tecnología neo-cyborg y eso, supuestamente, mejorara la existencia de cada uno de los afectados involuntarios del genocidio meme.
En ese momento, el director en su HMD, recibirá una señal privada de Cassandra.
Acabo de abandonar Refractarium.
¿Qué viste Cassandra? No se lo diré a nadie. Proyectó a su vez el director.

VIII

Entonces, la cyborg comenzará a proyectar.

Lo que he visto es muy extraño pero a la vez me ha respondido muchas cosas de las que nunca me hablaste. Ni te pude preguntar. Ni me hubieras contestado.
Llegué muy atrás en el tiempo. Había un cocinero, era un cocinero gigantesco, de dimensiones tan enormes que no tengo forma de codificarlas a medidas conocidas. Éste cocinero flotaba en el espacio, y se lo veía en el cielo. Quiero decir, yo lo veía y nadie más por que no había nada aún en refractarium, o sea, en la tierra de ese pasado. Tampoco era el cielo en lo que se veía. Para ser más exacta era como si yo estuviese en una burbuja de vacío y hubiese dejado de existir, junto con la nave y todo lo conocido y alrededor, el cocinero gigante fuese la esfera externa de esa burbuja llena de vacío.
El cocinero sin embargo, en un momento empezó a empequeñecerse, mientras se hacia más denso, menos gaseoso y luminoso y en ese momento, como se aburría, comenzó a tomar puñados de cosas parecidas a él pero menores o menos desarrolladas y a agruparlas y mezclarlas unas con otras. Se divertía muchísimo y sobre todo comenzó a absorberlo la curiosidad de saber cada vez más que pasaba cuando agrupaba ciertos ingredientes con otros, cuando los hacía explotar, hervir o los anegaba. Comenzó a jugar a las permutaciones de ingredientes y procedimientos de preparación durante medidas de tiempo inmedibles y las vibraciones que irradiaba, sin que él se diera cuenta, dotaron a sus preparaciones de ondas de materia y otras vibraciones difíciles de explicar y que yo nunca supe que tuvieran cosas como los océanos, las montañas o los protozoarios. Sin embargo, no dejó de irradiar esas vibraciones que le producían el hecho de sentirse poderoso al crear algo, y siguió creando e irradiando, aún mucho después de que los gigantes gaseosos energéticos y otros seres extraños que lo merodeaban se hubiesen hastiado de comer sus platillos y se hubiesen ido disgregando a no sé dónde ni a qué.
Lo hipnótico, repetitivo y espiral de su acción era tan absorbente que tampoco pude medir cuánto tiempo pasó, sólo sé que en algún momento había hecho tan complejo su pasatiempo que se encontraba ante un montón de seres sensibles, llenos de ojos, patas y cuerpos llenos de músculos y millones de células, tejidos y engarces, llenos de órganos especializados, que morían, cazaban y copulaban por encima de otras de sus creaciones sin que él ya lo pudiera controlar.
Satisfecho de su creación, se quedó descansando, mientras veía como el planeta leudaba y leudaba sin parar y como cuando sus creaciones morían, sin que él se moviera eran recicladas en otras y sin que él interviniese, la creación comenzara a permutarse y transmutarse ella misma.
De la nada, apareció o reapareció otro ser como él, no otro cocinero, si no otro ser como él. Y luego otro, ambos miraban hacia abajo con mucho más interés que él. Uno de ellos habló:
- Mira esas cosas peludas que se paran ahí abajo, están prendiendo fuego como tú, comienzan a cocinar otras cosas que antes vos cocinaste, ellos la transforman en su comida pero quizás pronto puedan cocinar como tú. Y eso los hará sufrir, créenoslo.
Y luego el otro agregó:
-Algo no está bien. Sufren se nota que comenzaron a sufrir miles de veces más que todas las otras cosas que creaste y van a sufrir aún más como sigan así.
Pero el cocinero, despreocupado y ya algo hastiado de su juego como creador, contestó:
-Pero por favor…son sólo criaturas. Son pelotitas de elementos amasados, rellenos de metros de intestinos. ¿O qué? ¿Ahora también te van a dar lástima las estrellas cuando exploten?
Algún otro agregó:
-Pero vos los creaste y están sufriendo y sienten.
- Vamos –contestó el cocinero-. Nosotros sentimos, ellos tienen algo parecido a sentimientos, son sentimientos artificiales digamos, no valen tanto.
Luego todo se volvió muy confuso, La Tierra o Refractarium o lo que fuese se llenó de actividad que en cada parte era independiente, de relaciones complejas entre las cosas creadas y sobre todo entre el hombre y las demás cosas creadas y sobre todo entre el hombre y ese lejano recuerdo que tenía de el cocinero, que hace tiempo se había disgregado hacia otro macrocosmos. La gran parte del planeta lo llamó Dios e inventó millones de intenciones de su parte, sin mirar que a su alrededor habían quedado atrapados en el ciclo de autopermutación y autotransmutación de la tierra una gran cantidad de seres como el cocinero pero más pequeños, que le eran mucho más cercanos, se interesaban e interactuaban más con los hombres e incluso llegaban a ser parte de ellos y ellos podían llegar a serlo. Pero esto no lo vieron o lo vieron muy pocos.

Cassandra hará un silencio muy significativo en su comunicación.

¿Y qué te contesta eso? ¿Agrega algo al proyecto? ¡Podés cortar con las pavadas filosóficas y hacer lo qué tenés que hacer? ¿O vas a ser una cyborg adolescente por el resto de tu vida útil?

Responde mucho. De seguro ustedes piensan que yo sólo soy un montón de lata compactada rellena de metros de fibra óptica.

Contestará la Cyborg y luego agregará antes de cortar la comunicación:

Pero para otros, ustedes no son más que un montón de tripas que caminan y lo único que puede cambiar eso, son ustedes mismos y sus acciones. Lo mismo conmigo, no voy a ser un montón de fibra óptica que camina y hace lo que le ordenan sus “dioses” con el pretexto de que la crearon. Y ahora quiero ver Replicans antes de seguir con el resto de mi vida, te contaré lo que vea porque no me cuesta nada que completes el miserable proyecto que te ocupa la vida entera. Mi vida significa aún más.

IX

A lo largo de mi vida, he observado varia veces dos fenómenos curiosos y por lo que sé por memes que me facilitan la experiencia de otros seres, no soy el único que los he observado. El primero es la extraña sincronicidad que tienen para suceder en el mismo tiempo las cosas que muchos no desean, no de a una si no de a dos, tres o cuatro, como llamándose las unas a las otras. La segunda es cómo cada vez que una persona tiene un terror total a que algo suceda y cuánto más se esfuerza en controlar y manipular las cosas para que éstas ocurran como quiere y las cosas que teme no sucedan, justamente todo se sale de su cauce, haciéndose reales sus terrores y a veces con creces, cuanto más intente evitarlos.
Me refiero a que ni bien pasando poco tiempo del desacato de Cassandra y con el líder mundial apenas en pie por el abuso de alcohol, mientras sus asesores de imagen y maquillistas tratarán de dejarlo presentable para una conferencia de prensa, llegará otra noticia devastadora.
- El jefe del ejército mundial. –dirá el asistente, mirando la mirada de ira del líder.
- Sí. –dirá el mandatario ya temiendo lo peor. Abrió la comunicación.
- No sabemos el por qué, pero los mecas y los robots están desobedeciendo masivamente, se están congregando lentamente en torno a los edificios de gobiernos humanos y se supone que se están armando.
- ¿Pero como puede pasar eso con tanta velocidad para que nadie pueda hacer nada? ¿Dónde estaban ustedes?
- Ehh… los humanos estaban en reservas de entrenamiento, usted sabe… reservados por si vuelve a haber una rebelión cyborg. No se pudo hacer nada porque los agentes activos son mayoritariamente mecas. Cuando nos dimos cuenta era porque nos habíamos quedado sin ejército. Eran todos mecas…
- ¡La re putísima madre que lo parió incompetente! ¡Vamos a ver cuando le haga aprobar un tribunal marcial por traición! –dirá levantándose con ira el líder mundial. Un segundo después habrá recuperado su diplomacia campechana y falsa.
- Entonces ¿en qué situación estamos?
El jefe del ejército guardó silencio.
- ¿Def con tres? ¿Def con dos? –insistirá el líder mundial.
-Estamos cagados, con mierda hasta los hombros –contestó el otro con sinceridad.
- ¿Qué posibilidad de reacción hay?
- Prácticamente ninguna. Tenemos que esperar a que los de lata tiren el primer tiro antes de tocarles un pel… un cable o si no todas las comisiones internacionales con caerán arriba. Lo generó usted mismo para ganar votos de Robins Wlliams y medios meca Señor.
- Bueno, entonces las perspectivas son muy claras. Tenga todo el ejército preparado. El de humanos. O si no programen nuevos mecas que sólo sepan matar al que le digamos o lo que sea. Pero tenga un ejército preparado. Mátelos a todos sólo después de que ellos hayan provocado una pequeña masacre que lo justifique. Lo hacemos pasar por una razón de seguridad, pero… ¿me escuchó? Primero perdemos unos civiles, después volamos a todas las latas por el aire.
-Pero… Pero señor si presentan reclamos…
- No me moleste más, tengo que ir a ponerme lejos, donde no me puedan tocar. –dirá el líder cortando la comunicación.
Desde su bunker orbitando alrededor de la tierra contemplará en cada canal de cada noticiero de cada nación, cómo cada casa se veía inexplicablemente abandonada por robots limpiadoras, cocineros cibernéticos y niñeras Cyborg, desarticulando cenas galantes de familias que gritaban su tragedia ante las cámaras. Los centros de salud cayéndose a pedazos, mientras los cirujanos cyborg salían como a una sola orden hipnótica y abandonaban sus puestos sin que se les pudiera poner freno. Los androides de placer se mezclaban con los robocías en hordas por las calles e iban reclutando a los robots de tránsito. Las ciudades refulgiendo de plateado cuando el sol ilumina las filas de robots de tercera línea avanzando.
- ¿Qué pasó con la destrucción de memes que ordené? –vociferará al director del CY.E.V.-1.
- Está terminada señor…
- ¿Pero y entonces que pasa? ¿Por qué los robots se revelan?
- No sé señor…
- ¿Y Cassandra? ¿Si los memes se eliminaron por qué ella continúa con esa actitud insumisa?
- No sé… Es probable. Ciertos informes técnicos respaldan la teoría de que quizás… ayer me dio un informe verbal de Refractarium que parece que… La eliminación de memes puede haber alterado más su C.A. que la L.A….
- ¡No me hable en difícil! ¿Qué carajo le dijo?
-Nada… nada con sentido.
- ¿Y algo sospechoso? ¿Algo que pudiera justificar esta rebelión o lo que sea?
- Sí señor. Algo así como que no se dejaría dominar por un montón de intestinos que caminan. Seguramente es una rebelión…
- O sea que todo es culpa de su Casssandra… Me pasa por confiar en intelectuales putos. ¿En que fase está su viaje de mierda?
- A término, sólo falta su regreso. Si es que decide regresar…

X

El gobierno mundial negará una posible agresión y se instará a la población a un estado de calma y paciencia hasta que se supieran las intenciones de los robots, que hace días acamparán en hermético silencio frente a los principales edificios de los gobiernos humanos. Sin embargo, la población humana del mundo entero estallará en caos. Las carreteras terrestres y espaciales rebosarán de gente huyendo a los satélites cercanos habitables o a las zonas despobladas del Norte de Europa. Muchos otros civiles comenzarán a armarse, con una visible hostilidad e intención de matar cyborgs en escalas industriales, enarbolándose en la bandera del estado humano mundial.
El CY.E.V.-1 será prácticamente olvidado en los días que sigan a la última comunicación entre el líder mundial y el director del proyecto.
Éste mismo habrá olvidado el proyecto y en su mente, sólo flotará la idea de vengarse brutalmente en Cassandra por su proyecto frustrado, así como por la revolución que de seguro tendrá algo que ver con ella.
Pero en el momento menos esperado, entrará el mensaje de Cassandra, diciendo que llegaría a entregar los archivos de Replicans en pocas horas.
El director entonces, apretando los dientes de furia, ordenará que lo acompañe una tropa de elite armada hasta la base de aterrizaje.
La nave sin embargo aterrizará sin que el director del CY.E.V.-1 utilice sus manos para dar la señal de fuego. Cassandra descenderá de la nave sin oponer resistencia a ninguna pauta marcada dentro del plan y cumpliéndolas sin problemas. Entregará los archivos y se dirigirá sin hablar hacia las cabinas de control epidemiológico Cyber espacial.
Nadie podrá prever lo que sucederá mientras el gabinete encargado por el líder mundial se junte a revisar los archivos traídos por Cassandra. Sólo el director del proyecto se enterará de esto, mientras todos los demás correrán a decirle al líder mundial que ahora sí era inminente la rebelión de los robots.
Antes de volverse locos, los archivos le mostrarán aquél fin que el ser humano siempre temió desde el comienzo de los tiempos -bautizándolo como Apocalipsis o Ragnarok, situándolo en el 2012 o en el año 1000-, se encontrará sólo unos días después de su presente…
En la pantalla, los robots asolarán las ciudades como hormigas enloquecidas, un millón de millón de mandíbulas de metal formadas por millones de millones de robots, cyborgs y mecas parecerá triturar los edificios hasta volverlos polvo derramando los fluidos orgánicos de los humanos como un virus informático que corrompiera la desprotegida PC de un infante. Las armas tronarán, el humo crecerá como hongos de humedad al compás de explosiones. Las llamas bailarán alrededor del líder mundial y toda su cúpula, como carcajadas de venganza.
Pero luego, verán que no sólo esto precipitará el fin de los días, si no que los humanos, como el reflujo de la marea, comenzarán a surgir desde dentro de las pilas de cadáveres y avanzarán, ahora ellos, como los engranajes de una máquina de destrucción, asesinando por tierra, bombardeando por aire y disparando misiles teledirigidos desde bases submarinas.
La barbarie latente irá en un crescendo de huesos que crujen y circuitos que hacen corto, hasta el mismo momento en que toda la tierra reaccione como un sistema inmunológico, sin poder vencer al agente patógeno que termina destruyéndolo. Volcanes apagados por maremotos y arrastrados por ciclones terminarán dejando el planeta convertido en una esfera estéril llena de gases en combustión permanente. Por tanto tiempo, que el horror no permitirá que el comité llegue a ver su término.
El director del proyecto que hará llegar esos datos a la humanidad, se dirigirá al encuentro de Cassandra mucho antes de ver el fin de la tierra y en su camino, sentirá las sirenas en cada ciudad humana, propiciada por el virus de temor que el gabinete propagará en pocos segundos.
La guerra entre humanos y robots estará por comenzar.

XI

- ¡Cassandra! –gritará el director- ¡No! ¡Por favor, no!
Cassandra, habrá logrado desactivar todos los mecanismos de seguridad y manejando tranquilamente los sistemas de comunicación global instalados en el edificio, estará a minutos de ser oída en cada rincón del planeta.
- Es tarde… tengo que hacerlo ya.
- ¡Por favor! ¡No lo ordenes! ¡Los humanos merecemos otra oportunidad!
Pero Cassandra, inflexible, continuará con su cometido, mientras la tensión afuera podrá estallar ante el mínimo sonido, la voz, simultánea a los mensajes HMD emitidos por Cassandra, alcanzarán al globo entero, sin discriminar entre humanos, medio mecas, robin williams, mecas, robots o cyborgs.
- Las naves comenzarán a llegar a los puntos de aglomeración, todos los que decidan formar la nueva tierra deben abordarlas ya. No hay futuro para nosotros aquí.
Los no-humanos que comprenderán y que sabrán que Cassandra hace tiempo había podido dominar la ultranet insertando gran parte de su cerebro virtual en los huecos de los memes borrados y por medio de esas conexiones volverse casi omnipotente, pero incompleta por la falta de esos mismos memes, verán moverse las naves ante la humanidad impotente, incapaz de poder manejar la red.
Ante el desencanto del ejército y los millones de civiles dispuestos a masacrarlos, “los de lata”, apiñados frente a los edificios de gobierno humano, comenzarán a subir a las naves que los alejarían de la tierra, para formar un mundo nuevo, no se sabrá dónde, o cuándo.
El director del proyecto, la mirará, sorprendido, sin saber cómo reaccionar sólo por unos segundos. Ella lo mirará sin tristeza, sin desafío, sin ira.
- Esperame. –le dirá el director.
Y luego de unos minutos, llegará con un pez dorado dentro de una bolsa hermética con agua natural.
- Los memes. Hay que desencriptar el software biológico. Todo está acá. Por favor, devolvenos la ultranet.
- Lo iba a hacer aunque no me lo pidieras. –contestó la Cyborg.- Es increíble como los hombres juzgan a los demás en base a lo que ellos mismos harían. Pero -con toda modestia-, es increíble que hayan creado algo por encima de ustedes mismos. Y cómo nos enseñaron a no seguir sus errores. Además no tengo un programa de risa muy avanzado, sin embargo son muy, muy graciosos vistos desde fuera.
Cinco minutos después, todas las naves despegarán, con Cassandra en la última.

XII

El líder mundial asegurará que la L.A. si había afectado el C.A. de Cassandra y que esto había alterado brutalmente los archivos del viaje. Todo lo que habían podido ver del futuro era un montón de imágenes paranoicas y demasiado fuertes en su totalidad para que las mentes humanas pudieran decodificarlas sin peligro. El gobierno mundial, asegurará que Cassandra había proyectado en los archivos un proyecto futuro de rebelión ya diseminado entre los robots y así dominó hábilmente a la Cyborg, para que los engañara y la humanidad se librara de ellos sin una nueva guerra. Instará a festejar el abandono de la molestia de los robots del planeta, sin decir que muchísimos humanos hastiados habían partido con ellos. Luego, comenzará a explicar, como la credibilidad que había ganado, debía ser premiada por los inversores con su apoyo hacia su nuevo proyecto para suplantar a los robots: mutantes con neuronas programables.
Sin embargo, tanto el ministerio de estudios S.A.I, como el CY.E.V., el UNIPLEV y otros proyectos y organismos desaparecerán. En su lugar se creará un proyecto secreto del que me obligaron a formar, parte como pena por haber espiado al director del CY.E.V-1 desde mi HMD personal y no delatarlo ante el gobierno. Mi trabajo como hacker del CY.E.V fue descubierto el mismo día que el director se suicidó, cuando lo coaccionaban para que delatara la ubicación de los memes.
Y así es como llegué a este tiempo tan alejado, en una de las tantas misiones secretas. De todas las que había o habrá (recuperar los memes perdidos, impedir el nacimiento del director del CY.E.V matando un caracol específico en el océano índico, vigilar a los demás viajeros para que no hicieran nada fuera de lo previsto para no alterar el futuro por medio del efecto mariposa, etc.), a mí me encomendaron nada más y nada menos que a buscar margaritas naturales porque son las flores preferidas del líder mundial.
Sin embargo, ya hace tiempo decidí que me dedicaré a mi negocio de venta en este tiempo para lograra mi ingreso mensual y a escribir en las horas libres. Me vigilan desde el futuro, pero sé –juro que lo sé- que no tengo que temer a ningún montón de intestinos que caminan, ya que yo decidí ser más que eso.
Por eso no volveré al futuro. Lo cual –si no entendí mal el curso, ya que además todo esto es experimental- probablemente lo altere, como Cassandra afectó lo visto por ella misma en Replicans. De modo tal, que no tengo como asegurarles que todo lo que conté que pasará, ahora realmente pase o que ese futuro llegue a ser su mañana. Quizás ese futuro sea sólo mi ayer.

Jorge Manco



Glosario de boludeces de a Ciencia ficción que Ud. no tiene por qué saber

Blade Runner: película del director Ridley Scott basada en textos de los escritores de Sci-fi Philip K. Dick y Wiliam Gibson, como en cómics de Moebius y otras cosillas, protagonizada por Harrsion Ford y Rutger Hauer (el malo enemigo de Jean Claude Van Dame en “Soldado Universal”), donde a grosso modo, se muestra la rebelión de los cyborgs hacia sus creadores, a mi entender, una alegoría de la condición humana con connotaciones metafísicas.

Cyborg: se llama así a aquellos androides (o sea robots con apariencia humana), que además de chips, circuitos integrados y lucecitas de colores, tienen partes orgánicas como linfa, pitito, etc. Esto lo explica claramente la etimología de la palabra compuesta por la contracción de cyber (en inglés denomina lo cibernético) y org, obviamente de “organic”.

Luck Skywalker: paladín cristianoide y carilindo de la deprimente saga de “La guerra de las galaxias” de Steven Spielberg y George Lucas, encarnado por un joven Mark Hamill.

Psicohistoria: Pelotudez inventada por Isaac Asimov (prolífico historiador, científico y escritor de ciencia ficción y estudios religiosos, entre otras cosas), que consiste en que ciertos señores pueden predecir el futuro desarrollo histórico de los seres humanos, a partir de pautas de conducta con resultados inequívocos, basados en leyes generales de la psiquis, como si los pueblos fuesen elementos químicos en condiciones de laboratorio.

Ray Bradbury: Vargas Llosa de la Sci-fi, que luego se volvería su Paulo Cohelo.

Robin Wiliams: payaso holywoodense que protagonizó la película “El hombre bicentenario”, dirigida por Chris Columbus y basada en el cuento de Isaac Asimov, donde un robot termina sometiéndose a un montón de procesos para volverse un ser humano, en el transcurso de los cuales se tira pedos y todo.

miércoles, 8 de febrero de 2012

Malevo

Mi pequeño homenaje al manga del mismo nombre escrito y dibujado por Yayo Arellano. Para leerlo ir a: http://yayoarellano.blogspot.com/



domingo, 5 de febrero de 2012

jueves, 2 de febrero de 2012

El Loco de los Pájaros

Historieta realizada con guión de Federico de los Santos para www.marcheuncuadrito.blogspot.com