viernes, 19 de marzo de 2010

CINEMANTECA: Black Devil Doll.


Cómo se imaginarán por la calidad y estilo elevado de nuestro blog, no podemos empezar nuestra sesión “Cinemanteca” con otra cosa que no sea un film de los que quedan en la historia del séptimo arte como un clásico y modelo para las siguientes generaciones de directores. Por eso lo ponemos como segundo post de la categoría.
Como algún cinéfilo ya puede haber adivinado, nos referimos nada más y nada menos (ni nada multiplicado, ni nada dividido) que al excelente film “Black Devil Doll”, el cual, evidentemente le habrá generado al mismo cinéfilo, una asociación con el film “Devil Doll”. Bueno, si Vd. asoció nuestro “Black Devil Doll” con el film del genial director de horror Tod Browning de 1936, en el cual un hombre injustamente encarcelado se escapa y ejecuta su venganza por todo París valiéndose de los adelantos científicos de un finado que servían para reducir una persona a un sexto de su altura, se equivocó; no era con esa. No. Resulta que había otra película llamada Devil Doll y si Vd. Pensó que el argumento de la de Tod Browning era medio bizarro o gracioso se equivocó. En 1964, Lindsay Shonteff dirigió un film con el mismo nombre que contaba con este maravilloso argumento: Resulta que un ventrílocuo llamado Vorelli tiene un macaco que se llama Hugo, así como Mariano Moreno tiene a Rockefeller, Macario y a los otros personajes esos estúpidos y fachos. Bueno, en una se levanta una mina que no me acuerdo como se llama, o por lo menos ella se cachondea con él; pero después esta entra en coma. Un perro faldero que tenía esta mina y que es periodista entra a investigar a Vorelli y descubre lo más lógico del mundo: en realidad, Hugo, el Chirolita del primer mundo era un muñeco animado por el alma de un ex ayudante del ventriloco que había muerto hace tiempo, el cual Vorelli traslada al cuerpo del macaquito, hasta ese entonces, común y corriente. Obviamente, la minita que está en coma, entra en el plan malvado de Vorelli, de hacer transmigrar su alma a una marioneta femenina, para que Hugo tenga una pareja.
Juro que es en serio.
Bueno, vamos a no ser bobitos, claro si Vd. Piensa que los dramas esos que tratan a la gente como idiota tipo “Australia” y ese tipo de mierdas realistas con mensajes políticamente correctos son cine de verdad, no se va a dar cuenta de que:
1) esta excelente película retoma la trama de “Frankenstein”, que a su vez es una versión del romanticismo del mito de prometeo e incluso arrastre un poquito del mito del Golem que entre otros usó Meynrik en su librito.
2) en esa época el cine de terror era así de choto pero a veces tenía más contenido, más arte y más sinceridad que las porquerías llenas de efectos especiales y cagadas de moral cristiana que hacen Sam Raimi y todos esos giles. ¿O no se da cuenta que dentro de cuarenta años “Avatar” va a parecer mucho más choto y menos artístico que cualquier película de Chuky? (De hecho a mí ya me lo parece)
Y si quiere seguir pensando lo contrario, vaya a leer publicaciones de cómic nacional que no pagan derechos de autor, le roban todo al Capitán América y mierdas así y si pueden te roban guiones y todo.
Como tendría que haber dicho al principio y no por acá, la película “Black Devil Doll” remite a la insigne creación de Shonteff (entre otras sátiras presentes en la misma), retomando la idea del macaco malvado (el de la anterior no me lo parece tanto, igual) y obviamnete, mitos arquetípicos como el del ser artificial en busca de una o varias parejas, etc.
La historia de nuestro film es la siguiente:
Resulta que una chica con cara de estúpida y furcia, cuyos senos son tan enormes que causan repugnancia (aunque esto es a gusto del consumidor) que se llama Heather, está muuy aburrida en su casa. Claro, se peleó con su novio White-T (que como lo sugiere su nombre bajo el modelo de Ice-T es uno de esos pajeros blancos que se quieren hacer los raperos negros y se pasan puteando y siendo unos machistas descerebrados), además de que en la tele los programas yankees apestan y los reclames de calcetines para el pene también. A milímetros del hastío, se pone a jugar a la ouija, como es habitual que uno haga. Justo se había condenado a la silla eléctrica a un negro ex militante (dejan entrever que es un Black Panther setentero) por haber violado y asesinado a quince blancas. Y como no podía ser de otra manera, la protagonista se comunica con él por intermedio de la ouija, trayéndolo a la vida en un muñeco que tenía en un sillón, el cual se vuelve de una simple marioneta a una marioneta negra sicópata sexual y asesina con african look.



En una rápida secuencia, vemos como Heather y el muñeco diabólico, llamado Mubia Abuj Jama, se enamoran o algo así. Podemos sospechar de que Heather se enamora como cualquier puta estúpida lo hace de un chamullero fanfarrón y bien dotado como el muñeco (tiene un enorme pene de madera negra), mientras él sólo se la clava como un zapato en unas escenas softcore que me dan ganas de orinar de tan graciosas que son y me te preocupan cuando en posts de la película leés que hay gente que se calentó con eso.

Bueno, como un machote negro según el prototipo que los propios negros Yankees se encargan de difundir como si fuera aquello por lo que se peló por la igualdad de razas, Mubia en un momento se aburre de folicar con Heather y cómo pasa en las parejas casi siempre después de la primer semana, le pide que comprenda que debe tener relaciones sexuales con otras chicas, con un lenguaje seis millones de veces más soez. Dado que es “a muthafukin` puppet”, Heather debe invitar a sus amigas a su casa, dejándolas solas con el muñeco para qué de alguna manera él pueda divertirse con ellas. Y sí… Amub no va a salir a cargarse tipas a una discoteca como cualquiera, iría contra el guión verista de la película…El tema es que ni bien la tetona estúpida se va, Mubia no sólo se dedica a violarlas y matarlas (a veces lo segundo antes de lo primero), sumándole a la bizarrez y el softcore algo de gore y slasher, si no que además también mata y viola a White-T, el exnovio de Heather, que viene a su casa a cobrar venganza, en una escena con burla al western incluida. De tener en cuenta esas maravillosas tomas de las patitas de Mubia a la manera de “Chuky el muñeco diabólico”, conocida en yankilandia como “Child`s Play”, a la que también le afana algún conceptito que otro. Finalmente, Heather vuelve a su casa y muy enojada no porque se haya garchado a sus amigas, si no porque las mató mientras ella comía hamburguesas inocentemente en Mc donald`s, le da tantos tiros al muñeco que uno se pregunta cuando terminará tal escena surrealista. Pero para peor, descubre que está embarazada del de madera; pariendo una abominable marionetita negra. Finalmente, sola y teniendo que criar a tal bizarro hijo, se mata de un tiro. Y ya les quemé toda la película ¡Yupi!



No, ni se crean. Lo interesante de esta película no es la historia (eso es evidente), si no, como en algunas vanguardistas obras literarias del estilo del Ulysses de Joyce, la plasmación del tema. Este film, narración enmarcada en un enorme flashback que se genera a partir del relato de las penas de Hether en su diario (se ve que las letras son de escolar y enormes), tiene la originalidad de una película que explota baratamente la imagen del negro (lo que se conoce como blaxplotation), el cual comete una serie de homicidios, violaciones, necrofilia en la más apestosa demostración de softcore y gore, mientras no para de putear de la forma más surrealista y políticamente incorrecta del cosmos (él mismo afirma decir “nigger” por lo menos 100 veces por día), reúne también otros plus que se ven muy poco en películas auspiciadas por el Puto Lucas en teledoce. Por ejemplo, la presentación con ambientación kitsch setentera precedida de una animación donde el protagonista mata y viola un juzgado de blancos que calificó la película “X”, así como los frecuentes chistes en ella y en los créditos finales, dónde el guionista parece ser el mismo Mubia (en realidad el guión es de Shawn Lewis, jonhatan Lewis es su director). Cabe destacar que los créditos finales están acompañados y originalmente presentados con un striptease de las putas muertas por Mubia alrededor de él, danza erótica que se alterna con un cortito en que Mubia, que debe haber sobrevivido en un mundo paralelo dada la teoría de Schrödinger (o el hijo de Mubia, vaya uno a saber qué puta), vive en la casa de Heather y hace llegar a un repartidor de pollo para asesinarlo y comerse las patitas de la mentada ave, lo cual le produce una indigestión que lo mata. Y ni que olvidar el desparpajo con que su director nos regala tanta incoherencia, bizarrez, atrocidad y cosas crasamente motivadas para mostrar a unas trolas pura siliconas, feas y con cara de bobas (sexplotation al mango), como el baile de las putas lavando el auto al llegar a la casa de Heather, el chivo que una de ellas hace de algún sex shop online real o ficticio, llamado laputapodrida.com, la cagada ácida que el muñeco se larga para poder violarse a una de las chicas, a la cual le chupa el culo con “olor a huevo podrido” y luego mantiene todo tipo de relaciones sexuales, incluida la urofilia. Pero no he acabado de enumerar los aciertos de una película que los tiene a millones, ya que cada fotograma es casi un cuadro de Leoanrdo Da Vinci (sobre todo el de Mubia tomando merca): todas las pelotudeces e irreverencias que usted pueda hacer reciclando ideas clase b ajenas, en vez de creerse que hace films o historietas serias, robando disimuladamente cosas de calidad que le salen mal cuando las copia.



En definitiva, un film basura sin desperdicio, donde las actrices deben ser porno y no pueden pronunciar una línea de corrido, siendo que el más expresivo es el muñeco al que se le ven los hilos varias veces, film que se caga en todo principio ético, artístico o de corrección política. Como buena manifestación de clase zeta chocante, ya se armó algo de revuelo a su alrededor, con opiniones extermistas acerca de esta obra de arte, que como el “Así habló Zarathustra” de Fredrich Nietzsche, genera extremos de adhesión total o repulsión total y elimina del todo las medias tintas (no por algo en una secuencias medio videoclip del mismo aparece la foto de Bush).
Vd. pensará luego de verlo que lo estoy gastando y querrá caerme a palos y mandarme a la puta que me parió por haberle dicho algo que quizás le hizo considerar si quiera divertido o peculiar este film… ¿Qué quiere que le diga? Yo prefiero estas basuras sinceras que un tipo que me quiere hacer creer que debo ver su película porque está en 3D.
¡Un maravilloso ejercicio de contracultura y está en varias salas!






Jorge "Pollito" Manco

6 comentarios:

  1. jajaj muy divertida la reseña, sin duda una auténtica bizarrada de peli XD

    ResponderEliminar
  2. Por cierto, me gusta mucho el diseño del blog! Yo también tendría que darle otro aire diferente pero nunca me doy puesto para arreglarlo :D

    ResponderEliminar
  3. jaja llevo horas de revisar manuales html por parte de mis compañeros de blog. como que hicimos una división social del trabajo y ahor amayoritariamente yo hago lso posts y ellso la parte técnica porque yo soy un queso en ese sentido. ya sabes, quedamos en contacto, para cualkier cosa que necesites para el blog. ya sabés ahí don de dice "cosas que nos gustan más que le puto facebook" hay algunos lynks que t epueden interesar, de páginas con buenas películas y de dos bandas muy buenas de uruguay (vardogr y dagorlad). desde ya un saludo

    ResponderEliminar
  4. ok! me dispongo ahora mismo a checkear :P no me suena vardogr, pero dagorlad sí, aunque no sé si se trata de otro grupo con el mismo nombre :S

    ResponderEliminar
  5. Creo que Vardogr son más mi estilo :D me los apunto que no lo hacen mal :)
    wow Dagorlad suenan muy Maiden! estuve buscando más info sobre ellos, y, claro, hay como 4 grupos que se llaman así, por eso me sonaban jeje

    ResponderEliminar
  6. jaja si tienen ese drama, hay dagorlads por todos lados. te explico, ambas bandas tienen en sus filas a los gemelos lima (eduardo y javier) que son amigo míos, más allá de eso, los promociono pq me parecen de las mejores bandas de nuestro país. ellos estaban preocupados en un momento porqu el nombre estaba muy quemad y estuve buscándoles nombres en élfico y todo, pero nada los convence tanto como dagorlad (es campo de batalla), así que bueno, va a haber confusiones con ellso de aquí al fin de la tierra media jaja.

    ResponderEliminar