domingo, 31 de enero de 2010

Necromortis



Veo una fosa oscura
donde mora
una mariposa o un murciélago
violeta
un piélago
estancado
donde el ónice vegeta
Donde vaga
entre gemidos
una aljaba de bolsas vacías repleta
y un caballo
de falanges y uñas
que rey y plebeyo sincreta


Veo
un pozo profundo
que el negro oscurece
cual ojera en un ojo
entenebrece y profundiza
lo más hondo en más profundo
mas
el hielo atiza
e ilumina las sombras


Cuando atravieso
los puentes
correosos
blanduzcos
y etéreos
en que no se distinguen
los gases con el hierro
en un paso se confunden
los más lejanos tiempos
y los rojos se descubren
cenicientos


allí veo
una oscura fosa
una tumba
dentro de un hueco
donde yace una doncella
centrada en su sexo
que
¿pasiva?
está sobre
y vence
a un esqueleto no vivo en su mortaja
con su guadaña por lápida.


Un negro profundo
desde el que miríadas de colores amenazan
y la lógica humana destruye
ese ente sin esencia
que es de agua y fuego;
que es la muerte de la muerte.


Jorge Manco

No hay comentarios:

Publicar un comentario